giovedì, luglio 08, 2010

¿Y ahora qué hacemos con la corneta original? Und wo soll man die originale Vuvuzela jetzt hin(ein)setzen?

Habrá que hacer cornetas rojas y amarillas o "lilas, rojas y amarillas".. en una de ésas, anaranjadas.

Semanas atrás paré en una estación de servicio y vi este desconcertante cartel publicitario que promovía la compra de estas cornetas insoportables. En ese momento, el precio de la Vuvuzela original era de €2,99. El adminículo era poco utilizable en festejos colectivos. Por ejemplo, en la Goethe Galerie, no te permiten entrar con cornetas (ver nota anterior). El hecho de que los alemanes se interesaran por comprarse la corneta original, ojo que rechazamos imitaciones, guarda... me dio una sensación de decadencia.
Casi sumándome a los nostálgicos de las costumbres de amargos, sentí añoranza de aquellos vecinos que eran capaces de quejarse ante las autoridades porque, no sé, ponele que la bisagra de una puerta del placard estuviera sin aceite y te chillara. "Sie machen zu viele Geräusche, man will schlafen hier!".
Ahora pasamos de la exigencia de silencio ajeno absoluto a tocar la corneta como un infradotado.
Este gusto por la corneta incidió en el mercado local. Hace una semana, el precio había subido a € 7,00 (no en la Shell, en otro negocio).
Bueh.. Resulta que a partir de mañana, en Alemania se hablará del tiempo inestable, del tránsito automotor, de la inmortalidad del cangrejo. De cualquier cosa menos de Fussball.
Supongo que dejarán de vender esas cornetas del orto, por otra parte. Si no, para la Eurocopa del 2012. Andá a saber...


En el entretiempo, salimos a la calle con los gallegos locales. Nótese que llevo la camiseta de Occitania, equipo no afiliado a la FIFA.


5 commenti:

Nico ha detto...

jajaja TEXTO ANTOLOGICO! REalmente te pasaste con este Mordi. Memorable.
Y me quedo con la frase magistral...

"Supongo que dejarán de vender esas cornetas del orto, por otra parte."

Excelente, sin palabras milord

Anonimo ha detto...

FErrrr pues no sabessssssss, que me he reido con esta frase también. Mis vecinos de arriba ruidosos como de costumbre, ayer los invadió un silencio sepulcral, al punto que yo me enteré que habia perdido Alemania porque no los escuchaba, estaban allí porque antes del partido habian estado dandole a la Vuvusela, que seguramente con ella tambien se coronaron el ortooooo...jajajaj que grade eres...Saludos...Luiraima

PD. la derrota mas merecida por haberme sacado a mi Argentina...!!

Anonimo ha detto...

Gracias Fernando por tu sensibilidad y buen hacer.
una gallega :)
eukene

El Gaucho Santillán ha detto...

Los gallegos sobornaron al pulpo!!

Es que nadie se dio cuenta???

Saludos

Bettina ha detto...

Fer amigo, antes que nada gracias por compartir este maravilloso blog, el cual he recorrido de punta a punta y me ha encantado. Cuanto arte!!!! Por otro lado, esta nota está genial!!! Al fin..."basta de vuvuzelas". Nosotros quedamos cuartos y por estos lares casi no se vieron cornetitas, pero el esfuerzo y la emoción de todo este puñado de urguayos fue como que ganaramos la final!!!!!!!!! Abrazo grande!!!