lunedì, giugno 10, 2013

Trabaja el patrón


Mi escultura preferida de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires es "Saturnalia". Está en el centro del Jardín Botánico. La escultura original, realizada por el escultor italiano Ernesto Biondi es de 1900, la que se encuentra en Buenos Aires es una copia realizada por E Biondi en 1909. 
Las Saturnalia eran fiestas que se realizaban en Roma entre el 17 y el 23 de diciembre. La divinidad homenajeada era Saturno. En estas fiestas, los esclavos tomaban el lugar de sus patrones. Los esclavos festejaban, los patrones los servían. 
Imagino a los trabajadores de la Ciudad Eterna diciendo cada 16 de diciembre: "mañana San Saturno, trabaja el patrón".. Claro, no rimaba. Fue necesario esperar 1900 años para encontrar la rima adecuada en el 17 del décimo mes del calendario.



La escultura fue encargada al escultor en 1909, por un diplomático argentino que sabía comprender el sentido del arte. Otros conservadores, en el poder y en el Gobierno acaso no hayan sido sensibles al valor artístico, acaso hayan temido a la sensibilidad del Pueblo, que podría identificarse con los trabajadores romanos, que tenían una semana para celebrar. Acaso hayan temido que el Pueblo interpretara la sensibilidad de los dirigentes del Estado romano, que reconocía el derecho a la alegría, aún a quienes trabajaban en esclavitud. En consecuencia, Saturnalia estuvo arrumbada en depósitos municipales hasta 1987, cuando fue emplazada en uno de los sitios más bellos de Buenos Aires, el Jardín Botánico Carlos Thays.

Recomiendo, entonces mirar Saturnalia y reflexionar sobre la necesidad de ponerse en el lugar del trabajador, al menos durante algunos días en el año.


2 commenti:

Claudia ha detto...

Mordi,antes que nada hola !!! estoy en deuda de respuesta desde noviembre , 2012 ,vos no conocías la historia de las Mariposas (hermanas Mirabal) y yo,no conocía esta de Saturnalia ...por lo que te agradezco mucho, a veces somos injustos y pasamos mucho tiempo en otros sitios como FB, YT o twitter-que no tengo porque nunca pude resumir;)- y nos perdemos o no prestamos atención a lo maravilloso de algunos blogs que realmente siembran y enseñan.
Te dejo un abrazo enorme y de nuevo felicitaciones y gracias por este espacio.

Ariel Magirena ha detto...

Que gusto conocer la historia y la perspectiva generosa del autor del articulo!