giovedì, dicembre 18, 2008

Libros, lugares, Historia

Varadero, Cuba: mate y libro playero "L'arrache-cœurs" de Boris Vian

Cuando estudiaba en la facultad, tenía tiempo para dedicar a la lectura. Y esto, a pesar de que la cursada en Exactas demanda muchísimas horas de asistencia y de estudio fuera de clase. Sin embargo, el hecho de tomar medios de transporte público y de desplazarme en largos trayectos, sea para realizar mi tesis de licenciatura en Bernal dar clases en el CBC de Merlo, disponía de una hora y pico diarias para leer.
En los últimos tiempos, en parte porque viajo en bici o en auto. O porque he vivido siempre bastante cerca del trabajo, ya debo hacerme un tiempo para la lectura. De todos modos, ese grato momento aparece.
En 1994 pude hacer mi primer gran viaje. Recorrimos la isla de Cuba junto a mi amigo Camilo. En aquel viaje he podido aprender muchísimas cosas y he disfrutado de cada momento.
Debo decir que pude ir a la playa solamente un mes después de haber aterrizado. El Caribe estaba allí, como una tierra de promisión, que uno puede ver, pero no tocar. De todos modos, luego de haber visitado instituciones, hospitales, escuelas, museos y amigos en diferentes ciudades, pudimos hacernos un tiempo para el reposo, pasando un día en la playa. Nuestros anfitriones de la Universidad de Matanzas nos llevaron a Varadero, playa famosa mundialmente.
No faltó, en aquella ocasión, la oportunidad de llevar el equipo matero y un libro adecuado para el esparcimiento.
El libro que me acompañaba en el 107 por aquella época era "El arrancacorazones" ("L'arrache-cœurs") de Boris Vian. Ese mismo libro me acompañó a la Reina de de las Antillas y posó junto a mí en la playa de Varadero.

Más allá de los hermosos paisajes y de la excelente onda de los cubanos, hubo varias características del pueblo cubano que me han producido una enorme admiración. Eso es el levado nivel cultural, el interés por conocer y aprender acerca de los demás países y pueblos, y el respeto por los demás, por sus ideas y por las diferencias. La necesidad de conocer y de saber para poder salir adelante es algo muy estimulado en toda la formación educativa.

Entrada del campus de la Universidad de Matanzas "Camilo Cienfuegos"

Hoy ya han pasado muchos años de aquella visita. Muchas cosas han cambiado, casi todas para mejor. Especialmente, lo que concierne a suministro de materias primas, a desarrollo de materiales necesarios para la producción. En ese sentido, el pueblo cubano ha sabido usar la cabeza y disponer de una gran voluntad de desarrollo. Seguramente, los iniciadores de este proceso hayan sido los líderes de la Revolución, pero el trabajo de los viejos cuadros no se limita a ellos mismo, ya hay en Cuba dos generaciones formadas en la Revolución. Y toda la tarea revolucionaria continuará llevada adelante por el pueblo.

En este sentido, recomiendo mucho la lectura del libro "Fidel Castro, biografía a dos voces" de Ignacio Ramonet, director del periódico francés "Le Monde diplomatique". Ese libro resume unas cien horas de entrevistas hechas por I. Ramonet a Fidel Castro entre 2005 y 2006. A lo largo de las conversaciones, Ramonet entre vista a Fidel sin tomar partido, sólo preguntándo y debatiendo acerca de diferentes temas. Primeramente, nos mete en el contexto de Cuba en la primera mitad del s.XX, en la Cuba de los primeros años de la Revolución y en Cuba hoy en el contexto mundial. Además, Fidel se refiere, con gran intelectualidad, a temas como el medio ambiente, las relaciones internacionales y la economía mundial. Realmente, vale la pena leer este libro, que nos deja un montón de preguntas y ganas de leer mucho más sobre los diferentes temas tratados.
Dejo un video con una entrevista de presentación del libro, realizada al autor por Radio Nederland (Países Bajos), en castellano.

6 commenti:

El 22 ha detto...

Gracias por la recomendacion Mordi, conseguire el libro. Lindo post, estaria bueno si pudieras contar algo mas de tu experiencia en Cuba en detalle. Saludos.

Mordi ha detto...

Realmente dudaba si poner estas fotos ahora, daod que ya tienen catorce años.
El testimonio de mi viaje a Cuba tiene ahora un valor histórico, como una cápsula de tiempo, pues no he vuelto a la Isla desde entonces.
Es decir que lo que yo pueda contar acerca del "período especial", del bloqueo, de los cambios políticos, sociales y económicos que se iniciaban en los primeros 90, ya no tiene vigencia.
De hecho las relaciones entre Argentina y Cuba han mejorado mucho desde entonces. Y, más aún, no creo que los gobiernos venideros decidan prohibir la importación de vacunas contra alguna enfermedad porque se pruduzcan en Cuba. Esa insensatez ocurría en los 90 con la vacuna contra la meningitis.
En cuanto a actualización, el libro de Ramonet me ha venido muy bien, pues pude comparar sus comentarios con mis recuerdos.
Desde Canadá seguramente sea muy fácil conseguir algún pasaje y buenos precios apra reservar hoteles. Recuerdo que estaba lleno de canadienses fascinados con el sol y el buen tiempo, en pleno invierno... en febrero. Claro es que yo ni me había dado cuenta de que en Cuba, febrero es un mes de invierno. Entre otras cosas, porque las temeperaturas eran muy similares a las del verano porteño. En fin, no quiero ni pensar cómo sea pasar un agosto en la Isla de Juana la Loca.

De todos modos, ahora que estoy entusiasmado con el escáner andorrano podré mandar algunas fotos más y contar algunas vivencias que se relaciones con experiencias más recientes.
Abrazo, MrD.

El 22 ha detto...

Mordi, que pases unas muy Felices Fiestas. Un abrazo desde Calgary.

Nico ha detto...

mordi, muy bueno el video que pusiste. super interesante. Ese libro lo acaba de terminar un colega chileno y hace meses que me lo viene recomendando también así que iré por él.

Fidel fidel...es de esas personas que siempre quise admirar y que aún respeto, pero sus dos o tres errores fueron siempre demasiado graves para mí como para poder apoyar del todo su lucha.

Mordi ha detto...

Nico: Como expreso en el texto, al margen de que uno comparta las ideas de Fidel o no, creo que vale la pena leer este libro. Después de todo no es un libro de Fidel Castro, sino sobre Fidel Castro, ideado por I. Ramonet. Eso da más objetividad a la lectura.
Por otro lado, uno puede admirar a genmte con quien no concuerde en todo y puede, como reprocharle sus errores o lo que uno considera errores. Ramonet hace comentarios críticos en su libro.
Algo interesante que percibo de parte de los cubanos es que no son fanáticos ni promueven ningún tipo de fanatismo o incondionalidad. Aun aquellos aue son militantes de alguna organizacion de masas (CDR, FEU, UTC, etc.) o política (PCC, UJC). Elos defeinden no a "Fidel" sino a la Revolución, que es una obra colectiva de todo el pueblo cubano, que no terminó con el fin de la luchar armada, sino que se construye día a día con trabajo, educación, respeto y espíritu crítico.
Si la política del gobierno cubano es correcta o no, es un tema que deberán resolver los cubanos. Uno puede opinar, pero respetando la autodeterminación y la evolución de cada sociedad. De esto vos podés enseñarme mucho.
Resumiendo: lo que yo recomiendo no es la admiración por Fidel, sino la lectura del libro de Ignacio Ramonet. Lectura que, a mi entender sirve para plantearse preguntas y para reflexionar sobre diversos temas relacionados con la política, las sociedades, el medio ambiente.

Yo Extranjero ha detto...

Felicidades para este nuevo año y que sigan los exitos!!
Sinceramente!
argentalico ;-)