sabato, agosto 23, 2008

Mensajes y memorias



Días atrás recibí algunos mensajes con fotos de objetos y lugares que hacian referencia a los a~os '70 y '80. El autor del mensaje tenía como propósito chantajearme con la foto del Topo Gigio, o del Bombero Loco y hacerme signatario del resto del mensaje en el que reivindicaba la felicidad que le daba el hecho de no preocuparse a causa de la inconciencia ante el peligro inminente. En particular mencionaba el hecho de hace unos 20 ó 30 a~os se podía conducir una moto sin casco, tener relaciones sexuales sin preservativos, fumar en cualquier lado... le faltó conducir luego de haber consumido alcohol... y agregaba que si a uno lo llevaba la policía, venían los padres de uno a buscarlo y todos se morían de risa... Pues no, en los '70, a quienes se los llevaba la policía o grupos armados organizados por el Estado y no identificados institucionalmente no era tratado con humor ni lo liberaban cuando sus padres vinieran a buscarlo.
Y, a pesar de como cerrara el mensaje el anónimo escritor, las medidas de seguridad viales (cinturón de seguridad, uso de casco, instalación de air-bags, control de alcoholemia) o de prevención de enfermedades causadas por uso de drogas legales (tabaco, alcohol), así como control de los componentes de la pintura o prohibición del uso del amianto en construcciones habitables no se han impuesto para hacernos sentir tristes y quitarnos la alegría.
Yo, no recuerdo cómo se vivía en los '70 pero estimo que no habría sido feliz si me hubiera tocado ser adolescente o joven durante la dictadura.

Entre otras cosas que no podíamos disfrutar durante las dictaduras está la genial creación de Don Alfredo Zitarrosa. Tengamos nostalgias, sí, pero de cosas que sean más trascendentes que el Bombero Loco. Tengamos memoria y recordemos que mientras podíamos matarnos por andar en moto sin casco, otros morían por tener la cabeza para algo màs que para llevar el casco de la moto.
Concretamente, antes de reenviar un mensaje, tomémonos el trabajo de leer todo el texto y sólo hagámonos signatarios si estamos de acuerdo.

Como sabiamente advierte Don Alfredo, "hay olvidos que queman y memorias que engrandecen"




Y algunas cosas son olvidos, otras son cosas nomás....





Espero que el pueblo alguna vez deje de negarse a beber en la fuente clara del honor y que su sol arda y alumbre mi tierra.

7 commenti:

Nico ha detto...

DE ACUERDO !!!

El 22 ha detto...

Si, yo tambien lo recibi, creo que en formato PPS, una estupidez absoluta. Totalmente de acuerdo con su punto de vista, amigo Mordi.

JP ha detto...

Muy buen post !

Yo Extranjero ha detto...

Hola! Gracias por haberte mantenido en contacto y haber dejado tus comentarios en mi blog, hasta pronto! ;-)

Emepol ha detto...

En varias ocasiones he recibido esos "mails nostálgicos", donde se vanagloriaban de las cosas que podían hacerse cuando éramos chicos. Yo no los reenvío (aunque en definitiva, no reenvío casi nada). El tema es como vos decís... sí, probablemente haya habido algunas cosas que eran "mas seguras" allá lejos, aunque hay que disgregar si eran más seguras por los tiempos que corrían o si lo eran por nuestra inconsciencia. Y eso de que se mataban de risa en la comisaría, no sé, el que lo haya escrito me parece que tenia muy poca noción de lo que ocurría en esos tiempos.
Recordemos al Topo Gigio, al Profesor Gabinete y la mar en coche. Pero también recordemos que había muchas formas de expresión que no podían tener lugar.
Y por sobre todo, no está mal nostalgizar, pero no olvidemos lo que alguna vez cantó el flaco Spinetta: "nunca podrán convencerme de que todo tiempo pasado fue mejor... Mañana es mejor".

Un abrazo!
Eme

Francesco ha detto...

Cada vez que paso por aquì, encuentro cosas interesantes. Paseré mas frecuentemente.. Ciao!

DIDÍ ha detto...

Cuánta verdad en este post. Acá seguimos recibiendo cosas como esas, también pero, incluso las hay peores... Hay quienes añoran la sensación de seguridad con la que se vivía en Buenos Aires. Claro, habría que ver quienes eran los que estaban seguros, no?