giovedì, luglio 03, 2008

Mitad (inicio) del verano: la Noche de San Juan

Fogata de San Juan, en la playa de Amager, Copenhague

La semana pasada estuve en Dinamarca, trabajando en el Centro para la Evolución Social de la Universidad de Copenhague. Llegué el sábado 21 de junio, el día más largo del año en el hemisferio norte. En efecto, el atardecer de ese día duró una hora y pico y concluyó con el amanecer, a eso de la una de la mañana. A esta época del año se la conoce en los países germánicos como "la mitad del verano" (midsommer). Para celebrar la gran presencia de luz y las temperaturas benignas, se organiza la fiesta de Midsommer, coincidente con la noche de San Juan (noche del 23 de junio). La celebración es simple y agradable, hyggelig, consiste en reunirse en torno a grandes fogatas, normalmente a orillas de lagos, fiordos o del Øresund. Es lindo ver cómo al otro lado del agua resplandece otro fogón y como se ven las luces de la ciudad a lo lejos, mientras tomamos una cervecita que ameniza la velada.
Este año celebré San Juan junto a mis comparos de trabajo de Copenhague. El sitio elegido fue la playa de Amager. Una playa de arena, inaugurada hace apenas dos años. El fuego, además de servir a la celebración natalicia del Bautista, sirvió para calentarnos un poco, pues en esa noche la temperatura bajó a diez grados...

A las 11 de la noche, el cielo seguía claro en Amager.

Terminada la semana laboral, aproveché el viaje para recorrer el sud de Suecia. En Lund visité el jaqrdín botánico. En uno de los invernaderos, que ofrecen las condiciones de los climas tropicales o subtropicales, encontré una plantita de yerba mate. Es la primera vez que pude ver una en vivo y en directo.


Mina de oro verde, Jardín Botánico de Lund, Provincia de Escania, Suecia.


También me enteré de que el nombre científico del melón recuerda al inmortalizado hongo misionero llamado cucumelo.

No, no es el cucmelo, sino una plantación de melones...

Pasada la semana de San Juan, la temperatura ambiente subió a valores estivales, con un sol radiante durante más de 20 horas diarias. Lindísimo para recorrer Fælledparken y pasear por el centro de la capital danesa. En definitiva, el 21 de junio, aún no hacía calor. El calor comenzó después. No por nada para los latinos el solsticio estival marca el inicio del verano y no la mitad. Roma aeterna, mater sapientissima tu es!

Bebedero "design" en Fælledparken, Copenhague.

5 commenti:

Ale ha detto...

Que buena vida Mordi! Muy ameno el post, saludos.

JP ha detto...

Muy interesante y muy instructivo.
No tenía ni idea de esas fiestas .
Saludos

Mordi ha detto...

JP: No festejan San Juan en Murcia?
En Cataluña es una gran fiesta (la "Fiesta" de la canción de Serrat) y en Occitania hay algunos "Fuòcs de Sant Joan". En particular hay un festejo de Sant Joan en el castillo de Montsegur, último bastión de la resistencia contra la cruzada enviada por el rey de Francia contra los cátaros.

Nico ha detto...

nooo mordi, claro que el calor nunca empieza ahí arriba. Cuando fui a escandinavia llegué a noruega un 24 de marzo y hacían -5, solo empeoró el 27 cuando crucé a helsinki y hacían -25 C

lo que me sorprende es que aún tan abajo como en copenhague no haya noche. Pensé que había que ir a laponia o rovaniemi para ver el sol de medianoche.

debe estar increíble. en invierno andá a ver las auroras boreales por mí, deuda pendiente que tengo.

Gus ha detto...

Amigo Mordi: Usted siempre sabio con sus comentarios, con nombres científicos incluidos.

Qué hallazgo el de la humilde planta de yerba mate y que exótico suena allá!

Aqui en Paris descubri que venden una infusión de yerba mate, pero se toma como té...

Por cierto, me apetece mucho visitar los países nórdicos, quiero sentir mi 'exotismo' en esas tierras vikingas! JAJAJAJAJA

Un abrazo amigo!